Las consecuencias de la presión alta pueden ser tan “leves” como visión borrosa, cansancio, dolor de cabeza, náuseas, confusión y sangrado nasal, o graves como derrame cerebral, infarto cardiaco, ceguera y falla renal, hasta llegar a la muerte sin aviso por cualquiera de las causas anteriores.

Víctima de un derrame cerebral

Sobrevivir a un derrame cerebral, un infarto cardíaco, perder parcial o totalmente la vista o sufrir una falla renal que obligue a la infernal vida de depender de una diálisis (3 a 4 veces por semana una transfusión total) no es un paisaje nada encantador para la vida de nadie.

¿Qué hacer?

Cuando la doctora me dijo que mi presión estaba muy alta, sin mayor preocupación le contesté que ya lo sabía y que eso era normal para mi edad (61 años). Sin embargo cuando me encaró insistiendo que aún para mi edad era demasiado alta y necesitaba medicación, decidí poner atención. Mis números estaban en más de 160 para la presión sistólica y más de 100 para la diastólica.

La doctora pasó a recomendar medicamento que de inmediato rechacé por dos motivos. 1. En Estados Unidos la mafia de las farmacéuticas entrena a los médicos para introducirte en sus garras, muchas veces sin necesidad, de las cuales jamás lograrás salir y drenarán tu bolsillo por el resto de tu vida y 2. Las razones de una presión alta se deben básicamente a un erróneo estilo de vida y pueden perfectamente corregirse.

Así que como creador del método BajarDePesoConEjercicio.com me decidí estudiar el asunto y crear mi propio método de control de la presión arterial….

Comments are closed.

Post Navigation