Acerca de las recetas para bajar de peso

Como saber que recetas para bajar de peso son buenas

Proteínas, esenciales en las buenas recetas para bajar de peso

Proteínas, esenciales en las buenas recetas para bajar de peso

¿Por qué te interesa esto?  Si haz estado buscando recetas para bajar de peso, seguramente haz encontrado miles en el Internet y fuera de él, sin embargo, te haz preguntado ¿como funcionan las recetas para bajar de peso? Una dieta para perder peso debe ser no solamente efectiva para adelgazar sino que además debe tener el suficiente contenido alimenticio para evitar males peores que el simple sobrepeso, como por ejemplo malnutrición y enfermedades derivadas de esta. Ya te mencioné en mi artículo anterior cuales son los elementos esenciales que no deben faltar en las recetas para bajar de peso, ahora hablaremos de estos elementos en detalle….

banner producto bdpce

¿Qué debes saber? Uno de los nutrientes que jamás debe faltar en las recetas para bajar de peso son las proteínas. Una dieta para perder peso que no contenga suficiente proteína, aunque funcionara, te traería más daños que beneficios. Las proteínas son esenciales para el crecimiento del cuerpo y el mantenimiento de los tejidos musculares, los órganos, la sangre, las uñas, el pelo y la piel entre otras funciones. Las dietas para bajar de peso que no contienen suficiente proteína por lo tanto, aun y cuando funcionaran como dieta para perder peso, te traerá probablemente como consecuencia, flacidez muscular, pérdida de energía, debilidad en las uñas, caída del pelo entre otras cosas.

¿Cómo puedes hacer? Revisa tus recetas para bajar de peso, una dieta para perder peso debe incluir proteínas en una proporción de 2 gramos por cada kilo de peso que quieres tener idealmente, es decir, si quieres tener un peso de 50 kilos, tus recetas para bajar de peso deben contener al menos 100 gramos de proteínas. Los alimentos con proteínas que deben tener tus recetas para bajar de peso son entre otros: las carnes (res, pollo, pescado, etc..) los productos lácteos, los huevos, etc… Si tu dieta no tiene proteínas, tu no vas a tener músculos y ¡cuidado! Las recetas para bajar de peso que son buenas, lo que quieren eliminar es tu grasa, no tu músculo. En otras palabras, hay dos formas de conseguir recetas para bajar de peso que sean buenas. Una forma es aprendiendo como se hace una receta y cuidando que contenga los elementos necesarios para que no te resulte peor el remedio que la enfermedad, y la segunda es por supuesto, más práctica y sencilla, adquiere un sistema para bajar de peso preparado por alguien que verdaderamente sepa del tema. Lo que pagas no es el sistema sino el conocimiento. En otras palabras, que te parece más inteligente para un turista; ¿ahorrarse el pago de un guía turístico y hacer la excursión descubriendo las rutas el solo, lo cual al final le saldrá más caro, más peligroso y más demorado, o pagar un guía que ya sabe cuales son los mejores destinos, los más seguros y con caminos más cortos?

***  ***

Prueba esto. Si decides revisar tus recetas para bajar de peso por tu cuenta, sigue mi consejo. 2 gramos de proteína por cada kilo del peso que quieres tener. La dieta para perder peso que no cumpla con este requisito, sencillamente bótala a la basura. Es lo más sano que puedes hacer. El mejor sistema que hay es bajar de peso con ejercicio y una alimentación adecuada, y te aseguro que no es necesario ningún tipo de sacrificio ni físico (matándose haciendo ejercicio) ni alimenticio ya que puedes bajar de peso sin dejar de comer todo lo que te gusta.

Recibe más consejos para recetas para bajar de peso luego de bajar el video motivacional que te ofrezco en este Blog, solo déjame tu nombre y tu correo. Subscríbete también a mi página de Facebook, allí también encontrarás detalles para recetas para bajar de peso efectivas (haciendo clic en “me gusta”) Bajar de Peso con Ejercicio y comparte tus opiniones con nosotros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Post Navigation